sábado, 15 de febrero de 2014

Testimonios -1974- (IV)



Heredia posa antes de un partido de la Selección 
ante el Atlético de Madrid, club que lo había contratado, 
como preparación para el Mundial (www.colchonero.com)


Ramón Armando Heredia 
en la Primera Rueda del Mundial
 El Gráfico (números 2855 y 2856)



Ramón "Cacho" Heredia cumplió una muy buena primera fase en la defensa argentina y estuvo entre los mejores jugadores albicelestes durante todo el Mundial 1974. Los siguientes conceptos fueron vertidos por periodistas -sin identificar- de la revista El Gráfico durante aquellos primeros encuentros en Alemania Federal:

"(Frente a Polonia) El gran jugador argentino se llamó Ramón Heredia. Exhibió, por encima de toda otra virtud, la prestancia, la solvencia, la categoría del hombre que se siente seguro del terreno que pisa. Fue el primero en serenarse, en sentirse dueño de la situación, en atreverse a exponer lo que sabe sin ataduras; cumplió su misión en el fondo, cruzando con seguridad sobre los dos costados. Fuerte y a la vez sin chocar, tratando de sacarla siempre jugando aunque sin correr nunca riesgos innecesarios. Además, salió del fondo y llegó ofensivamente con oportunidad, a la manera de Beckenbauer. No estamos comparando calidades. Simplemente definimos estilos y criterios, funcionalidad táctica. Así marcó un golazo, el primero de Argentina. La jugó Ayala sobre la derecha, clavándola de taco para Houseman; René hizo una pared corta con Balbuena y finalmente la cruzó al centro. La dominó Kempes, se atrajo al marcador de punta y la tocó hacia afuera. Por allí llegaba vacío Cacho, quien midió el remate y la colocó con la derecha en la otra punta del arco, a media altura. También estuvo en el segundo.
Cuando pateó Babington, rebotó en el poste, insistió, rechazó corto Tomaszewski y se cruzó un defensor polaco frente al nuevo intento de Kempes, ahí estaba otra vez Heredia acompañando, hasta que Babington la metió finalmente en la red."



Heredia se abraza con el técnico Vladislao Cap tras la victoria ante Haití y la
 consiguiente clasificación argentina a la segunda fase de la Copa del Mundo (El Gráfico)



(Luego del partido ante Haití) "Donde haga falta la punta de un botín para robar una pelota imposible. Donde se necesiten dos pulmones inagotables y un par de piernas sabias para pasar al ataque por sorpresa. Donde grite el arquero pidiendo un cierre de urgencia. Donde los lunares negros de la pelota estén rodando con el efecto justo para el tiro de media distancia...
Ramón Armando Heredia estará seguramente allí para resolver la jugada con el recurso más sencillo, más efectivo, más rendidor. Pero sin abandonar jamás la vocación de usar el almohadón que tiene en el pecho para matarla desde cualquier ángulo, o el clavo que lleva en el empeine para dejarla pinchada aunque baje desde el cielo, o el enanito travieso que trabaja en su cintura fabricando amagues...
Ramón Armando Heredia. Para los amigos, 'Cacho'. Fue la columna más sólida de la clasificación argentina. Fue el jugador más regular de nuestro seleccionado, el único que se mantuvo en alto nivel a través de los partidos con Polonia, con Italia y con Haití. Y entonces, es previsible, fue colocado en la platina de todos los microscopios: 'Es que sabe usar la contrapierna...'. Es que Europa le dio la sobriedad que le faltaba'. 'Es que en el Atlético de Madrid aprendió a explotar el vacío'. Es que ahora piensa con conciencia colectiva...'
¡Por Dios! El mismo Cacho Heredia durante las finales de la Copa de Europa y durante la rueda clasificatoria del Mundial se encargó de analizar los cambios de su vida futbolística con una explicación tan sencilla como cualquiera de sus jugadas en el área penal: 'Lo único es que mejoré mi estado físico gracias a Juna Carlos Lorenzo y a Joaquín Payró. Por lo demás, jego igual que siempre...' Que es cuando la magia del fútbol queda a salvo.
Porque así Cacho Heredia nos confirma que fue el jugador argentino de mayor nivel, que se transformó en columna del equipo y que se consagró como estrella del Mundial gracias a una receta infalible: aplico simplemente en las canchas de Alemania toda la ciencia y toda la picardía que aprendió en los potreros de Lanús..."


Rubén Ayala y Ramóm Heredia brillaron en el Atlético Madrid de los 70. 
Ganaron la Liga, fueron Sub-Campeones de Europa luego de perder una final 
increíble ante el Bayern Munich de Beckenbauer, y vencieron al Independiente
 de Bochini y Bertoni en la Copa Intercontinental (www.colchonero.com)










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada