miércoles, 9 de octubre de 2013

La Selección Argentina antes de los Mundiales


Argentina disputó su primer encuentro internacional, como no podía ser de otra manera, ante el seleccionado uruguayo. Fue un 20 de julio de 1902 en la ciudad de Montevideo. La selección venció por 6 a 0.
Desde ese día y hasta el inicio del Mundial de 1930, la enorme mayoría de los enfrentamientos fueron ante equipos sudamericanos. Las excepciones: Un amistoso ante Portugal (0-0 en Lisboa, 1927) y sus rivales en los JJOO de 1928 en Amsterdam (antes de la final ante Uruguay): EEUU, Bélgica y Egipto, todos resueltos con triunfos por goleada.

En aquellos tiempos el rival número uno de Argentina era Uruguay: Entre 1902 y 1930 (siempre antes de la Copa del Mundo) se enfrentaron nada menos que en 97 oportunidades, con 38 victorias argentinas, 34 uruguayas y 25 empates.
Frente a Brasil (que estaba por debajo de ambos) disputó solo 15 partidos, con 7 victorias, 3 empates y 5 derrotas.

El Campeonato Sudamericano (hoy Copa América) acaparaba todas las miradas. Siguiendo con el período mencionado, Uruguay obtuvo 6 títulos (1916, 1917, 1920, 1923, 1924 y 1926); Argentina 4 (1921, 1925, 1927 y 1929); y Brasil 2 (1919 y 1922). Los uruguayos, con la mayor cantidad de éxitos continentales y dos medallas de oro olímpicas (1924 y 1928), eran los indiscutidos líderes de Sudamérica y una de las mejores selecciones del mundo.
También se disputaban diversas Copas "mano a mano", como la Lipton ante Uruguay y la Roca ante Brasil, con triunfos repartidos.
A los logros de Argentina ya consignados, debemos agregar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Amsterdam.


Argentina, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928. 
Entre los cracks se encuentran Orsi y Monti, quienes en 1934
 serían campeones del Mundo con los colores de Italia


El equipo campeón sudamericano de 1929, tras derrotar a Uruguay por 2 a 0

Por último, algunas de las grandes figuras de estas casi tres décadas fueron: Brown, Hayes, Onzari, Ohaco, Hospital, Omar, Carricaberry, Perinetti, Tesoriere (el primer jugador argentino al que la hinchada le dedicó un cantito*), Seoane, Ferreira, Bidoglio, Cherro, Orsi (quien luego sería figura de la Italia campeona del mundo), Tarascone, Gabino Sosa y Guillermo Stábile (futuro goleador del primer Mundial), todos grandes ídolos populares.

Como vemos, aunque aún quedaba un inmenso camino por recorrer hasta nuestros días, el fútbol argentino ya era dueño de grandes éxitos y estaba en continuo ascenso, hasta llegar a su punto máximo en la denominada Década de Oro ('40s), considerada la más brillante del fútbol nacional.


* "Tenemos un arquero que es una maravilla, ataja los penales sentado en una silla..."

Fuentes:

AAVV: Historia del Fútbol Argentino - La Nación - 1994 - Tomo I.
AAVV: Historia de la Selección (1902-2002) -  Clarín -  2002.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada