viernes, 4 de octubre de 2013

Los Mundiales de Fútbol



Fotografías de Jens Heilmann



Es posible que, la de los mundiales, sea más una historia de decepciones y desdichas que de alegrías: Las grandes satisfacciones, para todos, o para la mayoría, casi siempre han llegado en cuenta gotas. Y es esa gloria tan difícil de alcanzar lo que le da su atractivo único. Más aún teniendo en cuenta el intervalo de cuatro años entre un evento y el siguiente; ya que - como en los Juegos Olímpicos - todo puede cambiar en un período tan extenso.

No deja de sorprender que el número de países que ha participado en alguna Copa es de alrededor del 30% del total de los mismos en el mundo. Esto significa que unas 140 naciones jamás llegaron a disputar el evento.
De los 76 participantes, 9 todavía no ganaron y cerca de 45 intervinieron entre 1 y 5 veces (de 19 ediciones). Aproximadamente 50 tienen saldo negativo (menos de la mitad de los puntos disputados).

Hay varios equipos históricos que han logrado disputar finales más de una vez y nunca las ganaron (Hungría, Checoslovaquia, Holanda...).
De los campeones, Inglaterra -con un título- hace 47 años que no es finalista, y España (también con uno) debió esperar ¡80 años! para conseguirlo. Francia, en tanto, se demoró "solo" 68 calendarios.
Uruguay (bicampeón) festejó por última vez en 1950, y para volver a acceder a una semifinal pasaron 40 años (sin contar la increíble cantidad de veces que no se clasificó a la Copa desde 1978 a la fecha).
Alemania tiene el mérito de ser tricampeón, pero perdió ¡otras cuatro finales! Italia es quien más cerca está del record brasileño (4 títulos), aunque también cayó en dos finales y quedó varias veces afuera en primera ronda. Por último, el gran Brasil: A los brillantes pentacampeones no les faltan grandes fracasos: El Maracanazo y una goleada contra Francia en la final de 1998 lo demuestra. Y esto sin contar las veces que teniendo grandes equipos fue eliminado prematuramente del torneo. 

¿Argentina? Todos lo sabemos: 2 títulos, 2 subcampeonatos, y meritorios 5º puesto en Inglaterra 1966 y 6º puesto en Alemania 2006 (se retiró invicto, siendo la única selección nuestra que lo logró fuera del campeón del 86). Después, varios sinsabores, incluídas algunas goleadas en contra. Ni hablar de los 27 años que han pasado desde México. Las viejas generaciones quieren volver a sentir ese gustito ahora tan lejano, y las nuevas desean saber de que se trata. A estas últimas puedo asegurarles que nunca se ve tanta gente en las calles como cuando se obtiene un título mundial futbolero a nivel selección...

Reiteramos: los logros son escasos, por eso cada uno de ellos es maravilloso. Además, no debemos ser tan exitistas: Un tercer, cuarto o quinto puesto es también motivo de orgullo.
De todas maneras, recordemos siempre que estamos en el privilegiado grupo de los 8 campeones (¡entre más de 70 participantes y más de 200 naciones en la Tierra!). Sigamos valorándolo. Y tampoco nos olvidemos que en estos últimos 20 años Argentina se adjudicó varios mundiales juveniles y 2 medallas de oro olímpicas. Eso vale mucho, como que somos uno de los escasísimos países que pueden presumir de ser campeón mundial, continental y olímpico.




Por delante, Brasil 2014: No es necesario extenderse sobre lo que todos los que aman el fútbol ya saben de la actual selección. Tenemos material para ganar el Mundial. El tema es que hay 6 o 7 equipos más que también lo tienen. Entonces, solo resta desear que a mediados del próximo año nuestros jugadores se hallen en un óptimo estado físico y mental, que las suerte nos sonría lo necesario y que Messi y compañía hagan el resto..
Y tener fe en que esa gloria tan esquiva - y por ello tan deseada - nos volverá a elegir. Y si no puede ser, ojalá pasemos por la vigésima Copa con la  mayor dignidad posible, mostrando la calidad siempre vigente del querido fútbol argentino.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada