jueves, 31 de octubre de 2013

Italia 1934: Resumen del campeonato



(¿autor del afiche?)



"Por entonces, ya Europa y América del Sur sostenían sus primeros encontronazos con el fútbol como excusa. El apoyo de los europeos al I Campeonato Mundial fue prácticamente nulo; inclusive, los italianos habían tratado de boicotear el realizado en el Uruguay, llegando casi a crear otro, similar y paralelo.
De los dos países designados sedes del torneo, Suecia retiró su candidatura, y el 8 de octubre de 1932 la FIFA anunció que el II Campeonato Mundial de Fútbol había sido confiado a la Asociación Italiana. Las inscripciones debía realizarse antes del 28 de febrero de 1933. 
Se registraron 27 países. Cinco más -entre ellos Argentina- llegaron tarde, pero la FIFA decidió admitirlos. De los 32 países finalmente inscriptos, Turquía declinó participar antes de la distribución de grupos eliminatorios; Chile y Perú, luego de esta noticia.
Hubo dos hechos llamativos: el campeón de 1930, Uruguay, no se inscribió, e Italia, país sede, debió participar en las Eliminatorias. Tanto rigor fue compensado por la FIFA mediante una decisión muy poco deportiva: en el Grupo 7 colocó a Italia con un rival único, Grecia, que además de su natural debilidad, jugó con la poderosa squadra azzurra un solo partido, el 25 de marzo de 1934, y en Milán. Italia ganó por 4 a 0; los griegos, sin desquite, resultaron eliminados.

La fase final se desarrolló entre el 27 de mayo y el 10 de junio de 1934, en Italia. Participaron 16 equipos: 12 europeos, tres americanos (Argentina, Brasil, Estados Unidos) y uno africano (Egipto). El sistema adoptado fue el de la eliminación directa.
La ausencia del campeón Uruguay; la circunstancia de que el subcampeón, Argentina, estuviera presente con un team de aficionados (los clubes locales se negaron a ceder a sus mejores futbolistas), y la persistencia del aislacionismo inglés restaron mucho interés y trascendencia al campeonato de 1934. Todo parecía favorecer las probabilidades de éxito para el conjunto italiano, reforzado por cuatro argentinos (Orsi, Guaita, Monti y Demaría) y un brasileño (Guarisi). Los escollos más duros serían los austríacos, veteranos integrantes del legendario 'Wunderteam', que, en 1932, había estado a punto de vencer a los ingleses en su propio campo, o España, todavía auroleada por el subcampeonato olímpico de 1920, con la presencia del divino Zamora, el artillero Lángara, el habilidoso Luis Regueiro y los inagotables Iraragorri y Quincoces.



Participantes: 16 - Partidos: 17  Goles: 70 - Promedio de gol:  4,11


Octavos de Final

Italia 7 EEUU 1
Alemania 5 Bélgica 2
Suecia 3 Argentina 2
Suiza 3 Holanda 2
Checoslovaquia 2 Rumania 1
Austria 3 Francia 2
Hungría 4 Egipto 2
España 3 Brasil 1

Cuartos de Final

Alemania 2 Suecia 1
Checoslovaquia 3 Suiza 2
Austria 2 Hungría 1
Italia 1 España 1
Italia 1 España 0 (desempate)

Semifinales

Checoslovaquia 3 Alemania 1
Italia 1 Austria 0

Tercer puesto 

Alemania 3 Austria 2

Final

Italia 2 Checoslovaquia 1



Fragmento del film oficial de la FIFA (Youtube)



España, precisamente, fue el rival más difícil para los italianos. En los cuartos de final, y luego de dos tiempos suplementarios, se mantuvo el empate en un gol. Eso no fue lo decisivo: un día más tarde, ambos rivales se enfrentaron nuevamente, y los españoles debieron prescindir de Zamora, Ciriaco, Fede, Lafuente, Lángara, Iraragorri y Gorostiza; todos lesionados (el arquero tenía un ojo en compota). En Italia quedaron maltrechos Pizziolo, Castellazzi, Schiavio y Ferrari. El primer partido había sido despiadado y Luis Monti, el famoso 'Doble Ancho' de San Lorenzo de Almagro, era apodado 'El Carnicero' o 'El Asesino' por la prensa mundial. En este segundo encuentro, Italia venció por 1 a 0 y se clasificó semifinalista.
Mientras esto ocurría, otro seleccionado, el checoslovaco, iba consiguiendo pausadamente su lugar en la final, guiado por un extraordinario jugador: su centrehalf Cambal

El domingo 10 de junio de 1934, Italia y Checoslovaquia estaban frente a frente, rodeados por 65.000 personas. Hasta entonces, los dos países se habían medido diez veces: seis en Italia y cuatro en Praga. Se notaba paridad de fuerzas, porque cada seleccionado llevaba ganados tres encuentros y empataron los cuatro restantes, con 19 goles de los italianos y 20 de los checos.
Fue un cotejo duro, trabado, con juego inferior al que los rivales habían mostrado previamente. Lo presenciaban Benito Mussolini, la princesa María Mafalda de Saboya, el duque de Spoleto, el secretario general del Partido Fascista -Aquiles Starace- y Jules Rimet, presidente de la FIFA.
Checoslovaquia lucía como el mejor equipo, pese a que el tiempo reglamentario finalizó con un empate en un gol. No era una impresión subjetiva, solamente: tres remates (de Puc, Sobotka y Svoboda) terminaron contra los postes, que defendía el guardavalla italiano Combi. Hubo necesidad de los tiempos suplementarios, y a los cinco minutos Enrique Guaita -quien desde la punta izquierda del inolvidable ataque de Estudiantes de La Plata llegó hasta el extremo derecho de la delantera italiana- realizó una maravillosa jugada, terminada con un pase, que Schiavio convirtió en el segundo gol de Italia. Ya no hubo modificaciones del score. El público cantaba el himno 'Giovinezza'. El Duce (quien días antes del comienzo del Mundial le había dicho a Vittorio Pozzo -el DT italiano- 'Usted es el único responsable del éxito. Pero que Dios lo ayude si llega a fracasar'*), con rostro de felicidad, entregaba en la tribuna de honor los premios a los capitanes de los tres seleccionados ubicados en los puestos preferentes. Los alemanes portaban dos banderas: la nacional y la de la cruz svástica.

Así, Italia ganó un campeonato mundial con muchas tonalidades políticas. El tiempo no borró algunos excesos que se cometieron para lograrlo, ni impide que se recuerde a tres argentinos -'italianos de ultramar', los calificaron- como verdaderos artífices de esa victoria. La elegancia y el shot de Raimundo 'Mumo' Orsi, las diabluras de Enrique Guaita y la personalidad de Luis Monti entraban en la historia. 

El Libro del Fútbol, Tomo 1 (Editorial Abril, Buenos Aires, 1974) 
* ABC de los Mundiales (Olé, 2002)



Posiciones Finales


Posición
País
PJ
PG
PE
PP
GF
GC
DG
Pts
1
Italia
5
4
1
0
12
3
+9
9
2
Checoslovaquia
4
3
0
1
9
6
+3
6
3
Alemania
4
3
0
1
11
8
+3
6
4
Austria
4
2
0
2
7
7
0
4
5
Hungría
2
1
0
1
5
4
+1
2
6
España
3
1
1
1
4
3
+1
3
7
Suiza
2
1
0
1
5
5
0
2
8
Suecia
2
1
0
1
4
4
0
2
9
Argentina
1
0
0
1
2
3
-1
0
10
Francia
1
0
0
1
2
3
-1
0
11
Holanda
1
0
0
1
2
3
-1
0
12
Rumania
1
0
0
1
1
2
-1
0
13
Egipto
1
0
0
1
2
4
-2
0
14
Brasil
1
0
0
1
1
3
-2
0
15
Bélgica
1
0
0
1
2
5
-3
0
16
EEUU
1
0
0
1
1
7
-6
0



(espndeportes.espn.go.com)


Goleadores

Oldrich Nejedly (Checoslovaquia) 5
Edmund Conen (Alemania) y Angelo Schiavio (Italia) 4
Raimundo Orsi (Italia) y Leopold Kielholz (Suiza) 3
Johann Horwath (Austria), Bernard Voorhoof (Bélgica),
Antonin Puc (Checoslovaquia), Abdel Fawzi (Egipto) e Isidro Lángara (España) 2


..........................................................................................................................................................................................

Equipo Ideal

Arquero: Zamora (España)

Zagueros: Monzeglio (Italia) - Quincoces (España)

Medios: Wagner (Austria)/ Delfour (Francia) - Monti (Italia)/Szucs (Hungría) - Cilaurren (España)/Bender (Alemania)

Volantes: Meazza (Italia) - Nejedly (Checoslovaquia)

Delanteros: Guaita (Italia) - Sindelar (Austria)/ Schiavio (Italia) - Orsi (Italia)/Viertl (Austria)

*(En algunos puestos figura más de un jugador, de acuerdo a las distintas versiones recogidas)

..........................................................................................................................................................................................


El jugador más...

Habilidoso: Sindelar
Peligroso: Orsi
Fuerte shoteador: Lángara
Incansable: Krcil
Veloz: Viertl
Estratega: Meazza
Marcador: Quincoces
Cabeceador: Conen
Caudillo: Monti
Preciso en el pase: Wagner



Figura/s del Torneo

1. Giuseppe Meazza (Italia)
2. Oldrich Nejedly (Checoslovaquia)
3. Mathias Sindelar (Austria)



Raimundo Orsi, uno de los "oriundi" argentinos que fueron figuras de la selección de Italia que obtuvo el título, 
firma autógrafos a los bambinos que lo admiran (World Soccer/Soccer Nostalgia Blog)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada