viernes, 22 de noviembre de 2013

Argentina: La segunda ausencia



"EL EQUIPO QUE NO FUE"
Una gran generación de jugadores argentinos 
se quedó sin ir al Mundial por razones políticas
por Juan De Biase
(El Libro de Oro del Mundial, 1998)



Monstruos sagrados del fútbol argentino de los años 40 que podrían haber maravillado en el Mundial de Brasil 
en 1950:  los delanteros De la Mata, Méndez, Pedernera, Labruna y Loustau, arriba, precedidos por el técnico
 Guillermo Stábile; los defensores Salomón, Sobrero, Fonda, Strembel, Vacca y Pescia, abajo. 
Capos en Sudamérica (ABC de los Mundiales, Olé, 2002)



"El ruido de la pelota volvió a escucharse cuando la última gran guerra europea acababa de barrer bajo la alfombra los escombros del horror. La FIFA, que en virtud de los esfuerzos del francés Jules Rimet pudo sobrevivir al colapso bélico, restauró la Copa Mundial de Fútbol. Y el campeonato del mundo, en cuarta versión, retornó a Sudamérica.

Brasil 1950 brindaba la gran oportunidad: el retorno de Uruguay y la Argentina a la competencia. Y transformaba al Mundial en una exclusiva cuestión sudamericana. En realidad lo fue pero sin la presencia de Argentina. En el final Uruguay dio el Maracanazo ante el estupor brasileño. ¿Pero por qué la Argentina "se borró"?

Coincidían todos en que si se hubieran jugado los dos Mundiales que la guerra impidió (1942 y 1946), la Argentina habría tenido seguramente una actuación memorable. Los Sudamericanos del 45, 46 y 47 fueron la demostración. Conquistó los tres sin perder un partido. Nunca hubo tantos nombres. Nunca, ningún técnico de la Selección tuvo, como Guillermo Stábile, el "problema" de tener que elegir entre tres o cuatro grandes jugadores por puesto. Muñoz, Boyé, Pedernera, Pontoni, Martino, Labruna, Néstor Rossi, Loustau, Sued, Cozzi, Marante, Vicente de la Mata, Tucho Méndez, Strembel, Gutiérrez, Fonda, Angel Perucca. Querer enunciar a tantos famosos es caer en imperdonables olvidos. Mejor cerrar con Alfredo Di Stéfano, cuyo debut internacional se produjo en el Sudamericano del 47.

Pero ese esplendor tuvo un desenlace imprevisto, a contramano de la realidad.


Fuente: ABC de los Mundiales (Olé, 2002)


El peronismo en el poder incluía el deporte como uno de sus elementos impulsores en lo cultural y lo político, como un fenómeno con gran capacidad para conmover a las masas, como una 'razón de estado'. Cuesta entender, entonces, que en un tiempo económico próspero no se solucionase algo factible -la demanda por parte de los futbolistas de un régimen de contratación claro- para aflojar las tensiones entre la AFA y Agremiados y evitar la declaración de la huelga, el 10 de noviembre de 1948. Los clubes no consideraron viable el reclamo de los jugadores profesionales. Quizás un arreglo habría evitado el conflicto aportando también un ingreso saludable a las arcas de las entidades. Pero los dirigentes no advirtieron que la posición de los jugadores estaba respaldada por las posibilidades abiertas por el fútbol de Colombia (no adherida a la FIFA), hacia donde emigraría una considerable parte de los mejores valores.

El éxodo a Colombia produjo la mayor sangría del fútbol argentino. He aquí una causa fundamental de la ausencia argentina en el Mundial de Brasil. La otra la sugirió muchos años más tarde Valentin Suárez, un dirigente de fútbol que presidió la AFA en el período 1949-1953 y que también fue su interventor del 66 al 68. Según Súarez, la decisión de no concurrir fue de Perón, cuando él no pudo darle 'seguridad total' sobre la conquista del título en Brasil. La excusa oficial fue un distanciamiento de la Confederación Brasileña de Deportes por haberle ésta prohibido a uno de sus clubes jugar un amistoso con otro club argentino en Chile. La Argentina, que ya estaba inscripta para las eliminatorias en un grupo (con Chile y Bolivia) donde los dos primeros clasificaban, canceló el compromiso. Y se aisló hasta 1958.



A los jugadores que ya hemos mencionado, agregamos otros también imprescindibles. Son los siguientes:


Amadeo Carrizo (River Plate), maestro de arqueros
(El Gráfico)


Eliseo Mouriño jugó en Banfield y en Boca Juniors. 
Murió  muy joven en un accidente de aviación
(El Gráfico)


Carlos Sosa (Boca Juniors), considerado por la AFA
 el mejor lateral derecho del siglo XX
(El Gráfico)


Mario Boyé (Boca Juniors/Racing Club), campeón 
con ambos clubes, también se desempeñó en Italia
(www.clarin.com)


Rubén Bravo, gran goleador  en
 Rosario Central  y Racing Club
 (¿fuente?)



Se pagó un duro precio e inútilmente, porque aún quedaban valores suficientes como para conformar una Selección de primera línea. Y un equipo de suplentes. Méndez, Labruna, Bravo, Sued, Loustau, Boyé, Salvini, Simes, Gutiérrez, Infante, Moreno, González, Fonda y muchos otros daban pie para dos formaciones de calidad. Además, la organización del toreno brindaba buenas oportunidades pasada la primera ronda. No se jugaban cuartos de final ni semifinales. Participaban 13 equipos (14 de haber estado la Argentina) divididos en cuatro zonas. El ganador de cada una de ellas pasaba a una rueda definitiva donde el campeón se decidía por puntos todos contra todos. Parecía hecho a medida de los locales o de la Argentina. Pero a la política no le interesa el deporte, sino usarlo si tiene la seguridad total del caso. Y la Argentina no participó.

Uruguay le arruinó el final feliz a los locales, pese que sus dirigentes consideraban aceptable una goleada de Brasil mientras no excediese los cuatro goles. También ellos festejaron la hazaña como héroes del Maracanazo. Sólo la derrota es huérfana. La victoria tiene cien padres."







Posición

Selección de lujo

La realidad no se puede cambiar. Pero la Selección Argentina podría haber tenido grandes aspiraciones con esta formación


Otra posibilidad

Era un tiempo de futbolistas brillantes. Este es otro equipo posible, que incluye suplentes de jerarquía puesto por puesto.

Arquero


Antonio Rodríguez

Amadeo Carrizo  (Miguel Rugilo)


Back derecho


Higinio García

Allegri  (Dellacha)


Back izquierdo


García Pérez

Eduardo Rodríguez (Foguel)


Half derecho


Fonda

Yácono  (Alegre)


Centrehalf


Mouriño

Rastelli  (Strembel)


Half izquierdo



Gutiérrez

Pescia  (Ramos)

Inside derecho


Tucho Méndez

Moreno  (Báez)


Inside Izquierdo


Labruna

Grillo  (Martino)


Wing derecho


Boyé


Herminio González (Vernazza)

Centrefoward


Bravo

Infante  (Benavídez)


Wing Izquierdo


Loustau

Sued  (Pellegrina)

                                                                                                               Fuente: El Libro de Oro del Mundial









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada