miércoles, 16 de octubre de 2013

Testimonios (1930: I)



Subiabre y Monti (www.futbolychutesvarios.cl.com)

"Chato Subiabre y el Mundial del 30"
 (www.charlatecnica.cl) 


Hace un par de meses recibimos este aporte de Nicolás Aguilera Uribe, quién nos envió una interesante crónica de Guillermo Subiabre, “El Chato”.

El 'Chato' Subiabre y el Mundial 1930

Remontémonos a 1930, había confianza en el ambiente, la base del equipo la constituían quienes jugaban en los campeonatos nacionales de las diferentes regiones, (Asociación Santiago, Valparaíso, Etc.) donde jugaban los mejores futbolistas del país. El entrenador de la Roja era Jorge Orth, ex seleccionado húngaro, el primer entrenador europeo que tuvo la selección. 
En el sorteo realizado en Montevideo Chile queda en el único grupo de 4 equipos, por lo que tendrá que enfrentar a Francia, México y Argentina. 
Guillermo “El Chato” Subiabre, (su sobrenombre se debía a su físico pequeño y grueso) era un delantero de Colo-Colo quien ya había jugado por Chile en las olimpiadas de 1928 y tuvo una destaca actuación junto a David Arellano en el sudamericano del 26 donde Chile es subcampeón.
A este campeonato mundial no llegan todos los equipos europeos invitados, esgrimen que la lejanía y la crisis económica que azotaba el mundo imposibilitaban su presencia. 

Ya en el primer partido del mundial, Chile le gana a México 3 a 0, considerado uno de los partidos más rudos del inicio del mundial. Los goles fueron convertidos por el “Zorro” Vidal y dos de Guillermo Subiabre, quién ya resalta como el gran goleador. 
En la segunda presentación (Chile vs Francia) aparece nuevamente el “Chato” Subiabre, inscribiéndose con el gol de cabeza que define el encuentro en el minuto 18 del segundo tiempo. Escapada de Carlos Schneberger (destacado como uno de los mejores wing del torneo) que envía un centro para el “Zorro” Vidal, un defensa galo hace un débil despeje y aparece Subiabre con un oportuno cabezazo. Este gol nos da el segundo triunfo en el mundial. En este partido se destaca el primer penal perdido en un mundial hecho que le sucede a Vidal, quien no logra batir al afamado arquero Frances Thépot.



Presentación de Chile en el Mundial 1930


Al tercer partido, Chile llegaba junto a Argentina con los mismos puntos por lo que el último partido adquiría estatura de final. Los argentinos tuvieron una campaña similar a la chilena, ganando 1 a 0 a Francia (con gol de Luis Monti) y 6 a 3 a México. Vale destacar a Luis Monti, volante del selección Argentina apodado el “Doble Ancho” por su admirable estatura y físico, quien llegó a este mundial amenazado por los uruguayos (su madre correría peligro si Argentina ganaba el mundial) todo esto debido a problemas que tuvo en un partido jugado en el sudamericano del 29 frente a los Charruas. En el segundo partido frente a los mexicanos se negó a jugar ya que las amenazas a su madre iban en aumento con el correr del torneo y este no concebía arriesgar la vida de su madre por un partido de fútbol. Finalmente, sólo por la insistencia de los dirigentes y compañeros, acepta jugar el último partido frente a la escuadra chilena.

La preocupación Argentina no iba solamente por el caso de Monti sino también por el peligroso Subiabre, “tan buen jugador como mañero y mal intencionado”, comentaban sobre el chileno. Ya en el partido mismo, Subiabre y Monti tendrían varios roces debido a su ubicación similar en el campo de juego. El partido fue fuerte y se vivió intensamente por los equipos, donde las entradas “fuertes pero leales” estuvieron a la orden del día. Lo que comentaban las crónicas argentinas era la cautela con la que debía tomar Luis Monti el partido, “Subiabre lo va provocar, pero usted no reaccione. Mire que lo necesitamos”. 
Subiabre con su pachorra y juego, molestaba de sobremanera a Monti que mediante faltas lograba detenerlo. En uno de esos golpes “El Chato” aburrido de tanto infracciones se levanta con su metro sesenta de estatura y le aplica un golpe que lo derrumba dejándolo tirado en el pasto por varios minutos. Monti luego de unos minutos se levanta y sigue jugando. Francisco Varallo, delantero argentino, vivió una suerte similar “Ese Subiabre era malo de verdad, mientras festejaba uno de nuestros goles, vino de atrás y me pego una patada en la rodilla izquierda, de puro caliente nomás. Y me la pegó tan bien que no pude estar en la semifinal, me dolía una barbaridad”, comentó un tiempo después. Posterior al partido, Subiabre logra fama y su rostro aparece por varias semanas en los periódicos. En este duro partido, Chile pierde 3 a 1, el descuento es por cuenta de Subiabre quien con 4 goles en 3 partidos, queda tercer goleador del torneo detrás del argentino Stábile (8) y el uruguayo José Pedro Cea (5).

Este record de goles en mundiales se mantuvo solitario hasta que Leonel Sánchez anotara los 4 goles en el Mundial del 62 y Marcelo Salas marcara igualmente 4 goles. El “Chato” Subiabre, durante todos sus partidos por la selección, convierte 10 goles en total. 
Después de este mundial la selección entra en un largo período de inactividad hasta el año 35, el germen del profesionalismo que comienza por el año 33 lleva al alejamiento de nuestra escuadra nacional de las canchas.

Subiabre falleció en 1964 pero su pachorra debiera ser recordada para el futuro y no estar recordando acontecimiento negativos como se hace en Chile (léase el penal de Caszely, el Bengalazo del Condor, etc.), porque quizás no ganamos el partido decisivo, como nos puede pasar casi siempre pero debemos disfrutar por lo menos estas anécdotas que nos hacen recordar que la historia se escribe no sólo por los triunfadores sino por quienes tienen la memoria para reconocerse en el pasado por ir de frente ante la adversidad. Un Homenaje a esta selección y en especial al “Chato” Subiabre.


Posteado por Invitado el 1º de Septiembre de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada